24 de junio de 2019

En marquesitas, pasteles, frappés, antojitos, helados, en comidas o simplemente acompañado con una tortilla, galletas o café, el queso de bola es parte de la vida diaria de quienes habitan en la capital de Quintana Roo y para honrar esta presencia este mes se celebró una feria en su honor.

El pasado sábado 15 de junio se llevó a cabo la Primera Feria del Queso de Bola en la Explanada de la Bandera de Chetumal. El programa incluyó la participación de 100 expositores, concurso gastronómico y un programa artístico con artistas independientes.

El Queso de Bola, proviene de Holanda. A Chetumal e ingresa por Belice, país que hace frontera con México. Según lo que se cuenta “Un barco se dirigía a las Antillas holandesas, pero una tormenta lo obligó recalar en nuestra costa; y  entre lo que traía están el queso de bola y la mantequilla enlatada (azul)”. Ahí inició su historia en la península de Yucatán. En los últimos años se ha extendido su uso hacia otras entidades del país. Jhon Baorudy Stefano, comerciante importador de este producto, explica que la marca original es el queso del gallo azul y su uso en la gastronomía local es versátil, aunque en estos momentos el mayor volumen de consumo es para la elaboración de las famosas “marquesitas”.

Galería