10 de mayo de 2019

El artista plástico Gerardo Barragán Rábago fue galardonado con la medalla al Mérito Ciudadano 2019 “Othón Pompeyo Blanco” en reconocimiento a su trabajo artístico en la ciudad. Los temas históricos de la fundación de la ciudad de Chetumal son muy conocidos y presentes en la obra del artista, donde figuran los personajes históricos que dieron carácter y nombre a la parte sur de nuestro estado de Quintana Roo desde el primer mestizaje hasta nuestros días.

La obra artística mural de Gerardo Barragán eleva el valor cultural de los edificios arquitectónicos e históricos que la albergan. Sus obras se encuentran en el mural “Hospital Morelos, una historia de vida” en el pasillo del Hospital Materno Infantil Morelos. Mural escenográfico del Hospital de Oncología. Mural “Primer Mestizaje” en el Museo de la Cultura Maya Chetumal. Mural “40 Años de la Fundación de Quintana Roo” en el Museo de la Cultura Maya. Mural “Encuentros” en el Colegio de Bachilleres Plantel Cozumel. Mural “El Mestizaje” en la Universidad de Quintana Roo. Mural “Entre Selva, Mar e Historia” en la Universidad Politécnica de Bacalar. Mural “Ceiba” en el Tecnológico de Felipe Carrillo Puerto. Mural “La creación del hombre” en la Universidad Intercultural de Quintana Roo, entre otros.

La medalla al Mérito Ciudadano se otorga cada 5 de mayo a aquellas personas que hayan destacado por sus acciones para enaltecer al municipio de Othón P. Blanco. Este año, el muralista recibió esta distinción en una sesión pública de Cabildo celebrada el día 5 de mayo en el domo del parque La Alameda, en Chetumal.

Sobre el artista:

Gerardo Barragán nació el 3 de octubre de 1972 en Petlalcingo, Puebla. Debido a la profesión de su padre como maestro, abandonó su tierra natal. Llegó a Bacalar en 1989 a los 17 años de edad, donde tuvo su primer contacto profesional con la pintura con el maestro Carlos Valdéz. Tiempo después se mudó a Chetumal, donde actualmente labora.  Es aquí donde culminaría su preparación formal escolar de bachillerato en 1993. Iniciando su formación autodidacta y también académica con diversos cursos y talleres de artes plásticas.

La pintura, pasión que lo cautivó desde muy joven, forma parte de su vida mediante su gran legado artístico y cultural, sobre todo en el municipio de Othón P. Blanco. En su obra artística es común encontrar a la naturaleza exuberante y salvaje expresada con sus formas perfectas y geométricas, que se mezclan con las raíces culturales de los ancestros prehispánicos mayas.

Galería